Bancos de Madera

Bang: la globalización representada en Bancos de Madera

De madera a metal y, de metal a plástico: Bang, la visualización del tiempo a través de bancos de madera de tres patas, es un instalación que fue presentada en la 55 edición de la Bienal de Arte de Venecia.

Se buscaba representar el significado de las formas tradicionales. Se formó un equipo de cuatro artistas de diferentes nacionalidades: Alemania, Sudáfrica, India y China, quienes aportaron diferentes técnicas, visiones y significados al proyecto.

El grupo artístico indagó sobre qué tenían en común, relacionado con la disolución de conceptos particulares de la identidad provocada por la modernización y globalización, fue así como llegaron a la conclusión de utilizar como objeto significativo el banco de madera de tres patas, pues éste fue utilizado en el país de origen de cada uno de los artistas participantes, y pasado de generación en generación, hasta el «reciente» cambio; el banco fue producido en diferentes formas y materiales, convirtiéndose en un claro  ejemplo de la innovación mundial que ha transformado la realidad de cada país.

Ai Weiwei fue el encargado de ensamblar los 886 bancos de madera de tres patas, muebles que para el artista tienen un significado en específico; estos eran fabricados por artesanos, utilizados por la comunidad china para los debers del hogar y heredados de generación en generación, hasta que 1966, después de la revolución cultural, fueron reemplazados por bancos de aluminio y plástico, creados en serie por empresas globalizadas.

La utilización de bancos de madera de tres patas como elemento escultórico se debe a que este elemento puede ser entendido como una metáfora del individuo y su relación con el mundo posmoderno que se desarrolla a gran velocidad.

Bang fue una instalación conceptual que utiliza un elemento simple: un banco de madera que presenta un fenómeno mundial que ha transformado el estilo de vida de las personas y con ello su identidad.

Como reflexión, a grandes rasgos, la evolución nos lleva a la pérdida de los oficios y valores.  Todos los muebles que antes se realizaban pasaban de generación en generación, nunca pierden su valor, permanecen en el tiempo. La forma de trabajar hoy en día en DAMIVIC, en esencia no ha cambiado, se siguen cuidándose los detalles, aunque también es cierto que cada vez se utilizan menos la madera y más sus derivados.

De madera a metal y, de metal a plástico: Bang, la visualización del tiempo a través de bancos de madera de tres patas, es una instalación presentada en la 55ª Bienal de Arte de Venecia, en la que participó como curadora Susanne Gaensheimer, quien, en busca de representar el significado de las formas tradicionales y la representación nacional en los pabellones, formó un equipo de cuatro artistas de diferentes nacionalidades: Romuald Karmakar, Alemania;  Santu Mofokeng, Sudáfrica; Dayanita Singh, India y Ai Weiwei, China, quienes aportaron diferentes técnicas, visiones y significados al proyecto.
– See more at: http://culturacolectiva.com/bang-la-globalizacion-representada-en-bancos-de-madera/#sthash.KxjBDeUo.dpuf